La tiroides es una glándula endocrina ubicada en la parte anterior y superior de la tráquea, la cual segrega hormonas que influyen en el metabolismo y el crecimiento

Esta glándula se encarga de controlar el ritmo de distintas actividades del cuerpo, la velocidad con la que late el corazón y la rapidez de la quema de calorías, todo ello mediante la producción de hormonas (hormonas tiroideas)

Como cualquier parte del cuerpo esta glándula también corre el riesgo de sufrir de múltiples problemas, y muchos podrían estar padeciéndolos sin siquiera ser conscientes de ello.

¿Cómo sabemos si hay un problema con la tiroides?

Uno de los indicios más frecuentes que evidencian algún problema con la tiroides es la obesidad, por muchos esfuerzos para bajar de peso, se hace más difícil que una persona sin problemas de este tipo.

Así que, se debe estar atento ante cualquier síntoma que nos indique un mal funcionamiento de esta glándula. Por ello, hoy te enseñaremos cómo puedes controlar el estado de tu tiroides sin la necesidad de acudir al medico.

Ya que conoces su importancia, es necesario que lleves un control para que así puedas detectar alguna irregularidad y que pueda ser tratada a tiempo, evitando males mayores que perjudiquen a tu salud.

Como ya hemos comentado, un síntoma muy habitual es el sobrepeso. Si consideras que tu peso es algo excesivo y que por más que intentas bajar de peso no lo consigues, podrás comprobar si se debe a un problema de tiroides realizando la prueba que te comentaremos a continuación:

Esta es la prueba

Conocida como “prueba de Barney”, es un método muy simple para saber si el funcionamiento de tu tiroides es adecuado o no, para ello solo necesitarás de un termómetro. Esta prueba tan eficaz, que en caso de detectar alguna anomalía debes acudir al médico para análisis más exhaustivos.

Sigue estos pasos

  • Antes de acostarte deja un termómetro en un lugar cercano a tu cama.
  • Al despertar por la mañana, toma el termómetro y en caso de que sea de mercurio asegúrate de agitarlo para que no muestre una temperatura incorrecta.
  • Póntelo debajo de la axila (en contacto directo sin ropa de por medio) y déjalo ahí por lo menos 10 minutos.
  • Después de los 10 minutos observa la temperatura que marca y anótala.

Ahora, con base en la temperatura registrada por el termómetro habrá diferentes interpretaciones. Aquí te mostramos los rangos de temperaturas con sus respectivos posibles diagnósticos:

  • Si la temperatura está entre 36,5°C (97,7°F) y 36,8°C (98,2°F): No debes preocuparte porque tu tiroides debería tener un funcionamiento normal.
  • Si la temperatura es inferior a 36,5°C (96°F): indica que el funcionamiento de la tiroides es más lento de lo normal, pudiendo producir síntomas tales como: fatiga, depresión, falta de energía, falta de memoria y concentración, dolores de cabeza crónicos, pérdida de cabello, algún tipo de infección.
  • Si la temperatura es superior a 36,8°C (98,2°F): El funcionamiento de tu tiroides es más rápido, por lo que podría existir alguna infección en tu cuerpo.

Algunas consideraciones sobre la prueba

Para garantizar un resultado optimo con esta prueba, es aconsejable realizarla por 3 días consecutivos todas las mañanas.

En caso de que tu temperatura sea superior o inferior a las indicadas anteriormente, deberás acudir a un médico para que te realicen un chequeo y te brinde mejor información acerca del estado de salud de tu cuerpo.

- Advertisement -

Tener conocimiento de esta sencilla prueba es importante para el cuidado de nuestra salud y sirve como una forma de prevenir peores consecuencias como resultado del desconocimiento de las señales que nos da el organismo. La tiroides como el resto de nuestro cuerpo necesita de nuestra propia atención, sin la necesidad de depender solo de la atención de un profesional, ciertas cosas pueden ser realizadas por nosotros mismos.

Recuerda contar con la opinión de un experto para tener un diagnóstico acertado. Recurrir al doctor siempre será la mejor opción para despejar las dudas en caso de un problema con la tiroides.

Síntomas de hipotiroidismo (mujeres con una tiroides poco activa)

  • Fatiga, agotamiento
  • Depresión
  • Dificultad para concentrarse
  • Subidas de peso sin explicación (no producidas por un cambio en nuestra dieta o nuestra actividad física)
  • Piel seca, áspera, picazón. Cabello seco. Pérdida de cabello
  • Sentir frío, principalmente en las extremidades del cuerpo
  • Estreñimiento
  • Calambres
  • Períodos menstruales más largos y cada menos cantidad de días. Infertilidad y abortos involuntarios

Síntomas de hipertiroidismo (mujeres con una tiroides hiperactiva)

  • Nerviosismo e irritabilidad.
  • Aumento de la transpiración y piel y cabello más finos y sensibles.
  • Debilidad, temblores.
  • Ataques de pánico.
  • Insomnio
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Se va más veces al baño.
  • El corazón está acelerado, suben las pulsaciones y la presión arterial.
  • Menos cantidad de flujo menstrual y menstruaciones más espaciadas

Tips para cuidar la tiroides

1. Consumir yodo. Al ser el elemento que regula la energía del cuerpo y el crecimiento, es indispensable incluirlo en la dieta. Las fuentes más ricas en yodo son los mariscos, los pescados de mar y las algas.

2. Tomar lácteos. Los problemas con la tiroides tienden a debilitar los huesos. Consumir leche, yogur y queso te ayudará a fortalecerlos.

3. Tomar té. Las infusiones de té verde y bálsamo de limón son ricas en antioxidantes que ayudan a calmar la hiperactividad de la tiroides.

4. Hacer ejercicio. Para controlar la velocidad de actividad de la tiroides es indispensable hacer ejercicio todos los días, ya que ayuda a que el metabolismo se regule y encuentre un punto de equilibrio. Un mínimo de 30 minutos de cardio cumple la tarea.

5. Evitar los estimulantes. El trago, el tabaco y la cafeína tienden a inflamar la glándula tiroidea ya que aceleran el metabolismo y hacen que funcione más de lo debido.

¡Recuerda, a partir de ahora cuida tu tiroides con estos consejos!

¡Y no olvides COMPARTIR este artículo con todos tus familiares y amigos para que ellos también puedan cuidar de su tiroides!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: