¿Sabías que la parte del cuerpo que más cuidados requiere son tus pies? Si te paras a pensarlo es bastante obvio, pues son los que soportan todo nuestro peso del cuerpo durante toda la jornada diaria, y la realidad es que no siempre suelen recibir la atención que se merecen.

Y es que eso no es todo, ¿sabías que por medio de los pies podemos identificar muchos problemas de salud, tanto físicos como emocionales? Esto es motivo más que suficiente para proporcionarles los cuidados necesarios y mantenerlos sanos.

Nuestros pies y su relación con la salud

Una de las formas más sencillas de saber si estamos presentando un problema de salud, es fijándonos detenidamente en los cambios que se presentan en nuestros pies, por ejemplo.

  • En los pies y en los dedos existen —en mayor o menor cantidad— algunos vellos, lo cual indica que en la zona hay una buena irrigación sanguínea; cuando estos bellos comienzan a caerse —desapareciendo casi por completo—, nos indicaría que existe un problema de mala circulación. En este caso puede ser culpa de un calzado inadecuado que le cause mucha presión a los pies o unos calcetines con un resorte demasiado apretado.
  • La presencia repentina y frecuente de calambres en los pies puede estar indicando falta de algunos nutrientes o también puede ser señal de una mala hidratación, así como mala circulación. De esta manera, es importante tener en cuenta las posibles causas y buscar la solución apropiada.
  • Si los calambres se presentan en personas que practican deportes, la causa puede ser falta de hidratación, por lo tanto se debe implementar el consumo adecuado de agua para tratar de mejorar esta condición lo antes posible; pero si este no es el caso, lo más seguro es que se trate de la falta de algunos nutrientes, como son el potasio, el calcio y el magnesio.
  • Otra señal de que algo no anda bien es la presencia de una llaga que nunca termina de sanar, esta puede ser la muestra de que puedes estar sufriendo de diabetes, ya que las personas con esta condición de salud presentan daños irreparables en los nervios de las extremidades y una gran dificultad para cicatrizar las heridas o cualquier tipo de úlcera.
  • Si habitualmente tienes los pies exageradamente fríos puede ser señal de que la tiroides no está funcionando adecuadamente y puedes sufrir de hipotiroidismo. Otro motivo por el que se mantienen los pies muy fríos es la mala circulación, por lo tanto la mejor recomendación es acudir a un especialista para verificar cuál puede ser la causa exacta de la frialdad en los pies.
  • Cuando los pies permanecen hinchados la principal causa puede ser una mala función de los riñones, al existir retención de líquidos. Otro motivo frecuente de la presencia de hinchazón en los pies es el consumo de algunos medicamentos que producen esta clase de efectos secundarios.

¡No lo olvides!

Es importante no perder de vista los cambios se producen en nuestros pies, pues en ese caso, deberíamos acudir inmediatamente al médico, ya que puede tratarse de una señal advirtiendo sobre un problema de salud, y vale, quizá sea una falsa alarma pero más vale prevenir que curar. Así que por favor, ¡cuida de tus pies, son una parte fundamental de nuestro cuerpo!

¡Y recuerda COMPARTIR este artículo con todos tus familiares y amigos de Facebook!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: