El popular Lago Azul se trata de un pequeño lago que todo el mundo se queda observando embobado por ser consideradas sus aguas como las más transparentes y claras del planeta. Este lago se encuentra en la Isla Sur de Nueva Zelanda, en el Parque Nacional de los Lagos Nelson.

Las tribus maoríes Iwi lo denominaron como Rotomairewhenualo, quienes lo consideraban “sagrado”, pues relacionaban sus aguas transparentes con pureza.

Foto: Personaje moderno de la cultura local maorí durante una presentación de bailes tradicionales. (Wikimedia)

El único inconveniente es, que ni el maravilloso lago ni el entorno que lo rodea pueden ser disfrutados desde su interior; nadie puede introducirse en sus aguas ni acampar a su alrededor por respeto a la cultura local pues es parte de la tradición.

Podemos respirar el aire del entorno y dejar nuestros ojos fascinados pero nada más. Por otro lado, para lograr acceder al lugar es necesario realizar una caminata de dos días desde la entrada del parque o sino, si económicamente está dentro de tus posibilidades, podrías llegar en helicóptero, así podrás capturar en tu cabeza toda la magia del lago y su entorno vista desde las alturas, pudiendo observar todos los senderos con los que cuenta para explorar.

 

En 2013, una periodista tuvo la gran suerte de conseguir acceder y poder capturar el azul lívido de las aguas del Lago Azul, presumiendo de increíbles fotografías donde podía apreciarse que el agua era muy similar a la del agua destilada.

Este lago cuenta con una temperatura de 5 a 8 grados y con 7 metros de profundidad.

“Es extrema la claridad que posee, quizás sólo la del Pacífico Sureste, cerca de la Isla de Pascua, la supere”, comentaron los científicos del Centro Nacional Niwa.

Foto: Lago Azul y sus aguas cristalinas. (Fondriest)

La visibilidad oscila entre 70 y 80 metros, superando el record del lago Waikoropuru que fue de 63 metros, según comentó el Dr. Davies Colley. Además, también comentó que este lago es lo más semejante al agua ópticamente pura.

Según los expertos, esto se debe a la filtración natural del líquido que proviene del lago Costanza, mismo que pasa por deslizamientos de tierra tipo presa que los separa.

Además de su increíble agua, este lago está protegido por un espectacular y frondoso bosque.

- Advertisement -

En 1956, fue cuando se formó el Parque Nacional de los Lagos Nelson, el cual cubre 1020 km. Los turistas pueden caminar, pescar e incluso acampar en él. Este es conocido por sus numerosos ríos, glaciares, lagos y bosques. Por desgracia, al que no podemos tener acceso es al asombroso Lago Azul.

¿Qué te parece este lago? ¿Habías escuchado hablar antes de él?

¡No olvides COMPARTIR este artículo con todos tus amigos para que puedan disfrutar de los alucinantes y mágicos lugares que nos regala la naturaleza!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS:

- Advertisement -

Quizás te interese: